jueves, 24 de enero de 2008

Mi indignada respuesta capilar



Sé que les debería estar hablando del Obelisco de Buenos Aires, del Delta del Tigre (un sitio como para vivir y morir), de la luz y del calor del puerto bonaerense (extraño el calor y la vitamina D en oferta). Sin embargo, por una razón aún desconocida por esta servidora, ando muy metida en mis recuerdos y mis cosas, mi nombre. Todo eso.

Bueno, les voy a contar un episodio de esta semana. A ver que pasa. No es nada grave y pesa menos que el agua.

Además de mis anteojos (con los que todavía tengo una relación amor-odio) tengo la bendición-maldición de cargar sobre mi cabeza una abundante cantidad de churos, rizos, rulos, chinos, como quieran llamarlos.

Señores y señoras, aunque les parezca una cosa de poca monta, ser churona no sólo es una característica física. Es una forma de vida.

Verán, el otro día estaba hablando con una respetable persona al respecto, para quien los churos no "son formales" y que son, de plano, feos. O sea, para ser una profeshional, groun ap güiner güoman, debo tener el pelo lacio. Supongo que si no, una es asocial o caerá en el fantasma de la vida dudosa, los trabajos no oficinarios y todas esas cosas por las que la gente interesante se va al infierno.

Toda mi vida he oído cosas así. Esta es mi respuesta al comentario indicado:

En el colegio varias veces me llamaron la atención por mi pelo. No sé qué querían las monjas. Me lo mandaron a peinar, cortar, esconder y un largo etcétera. Tuve que andar con un moño de abuela la mitad de mi secundaria. El resultado: creía que mi pelo estaba en la misma escala que un trapeador de cocina. Me comí el cuento y me hice lacia: un día, una linda señora venezolana, con una crema blanca que olía sospechosamente a amoníaco, me estiró los rizos de un dos por tres.

Imagináos mi gozo en el momento.

El problema es que mi falsa identidad duró dos días. Después, mi cabello empezó a tener la consistencia de los fideos que han sido dejados demasiado tiempo en el agua. Solo resta decir que tuve que cortarme la mitad del pelo. Terminé con look de micrófono; una hace cosas raras cuando es chama.

Después de semejante desgracia, y de un par de cortes más de pelo que se hicieron en circunstancias de fin de secundaria (parece que eso de tijerearse las greñas es una cosa ceremonial o algo así), decidí dejar en paz a mis churos.

Nunca voy a ser una propaganda de Sedal, pero he aprendido a vivir (y hasta a querer) a ese pelo loco que adorna mi cráneo. Les digo, esos resortes te definen, te dan características propias. Creo que mucha de la gente que conozco me reconoce en la multitud por el pelo. Muchos me han preguntado cuánto me demoro peinándome en las mañanas con cara de cuando alguien oyó que su vecino tiene que luchar con una cucaracha gigante para cepillarse los dientes. Soy la "chica de churos", la "man del cabello grande", o simplemente "churos".

Con el tiempo, como les dije, he llegado a respetar a mis churos. Hacen que me salga del estereotipo, del cuento común. Así que a mi estimado interlocutor, anteriormente mencionado, le digo que lamento que la naturaleza no se haya portado lo suficientemente fashion conmigo, pero creo que si uno tiene churos, más de dos ojos o cualquier adorno natural o agregado al cuerpo, pues es su problema y su derecho. Jebús nos libre de parecernos todos a Paris Hilton o a David Beckham. El fin de la evolución, las artes y las ciencias llegaría si eso sucediera.
Y no, no es una permanente.... ¡a mucha honra!

Un corte comercial a Ursus y a los ninios del Blog & Carne: el universo se portó mal conmigo y tal vez no pueda caer. Las circunstancias confabularon, pero el corazón quiere conoceros, así que espero verlos más allá de las ventanitas del güindous muy pronto.

14 comentarios:

Ludovico dijo...

Doy fé de tus aventuras capilares, por que las he sufrido en carne propia. Por mi parte, no me voy a cortar el cabello hasta pisar tierra ecuatoriana. :p. Keep the faith, big grasshopper

Dragonfly dijo...

Jajajaja... yo se lo que es tener que lidiar todos los días frente al espejo con un cabello rebelde, el mío no es tan"colocho" (como decimos acá), pero no es ni una cosa ni otra, además odio del frizz y miles de cosas que le suceden así es que en pleno siglo XXI y gracias a la tecnología, me lo aplancho y cosa resuelta... al menos por dos o tres días.

Besos ;)

Evan dijo...

Rulos, pelo ensortijado, por tu descripción te imaginó con el pelo estilo Shakira, crespo lindo! además me acaban de decir que sos LINDAZA ;)

Un beso, Gil!!

Carlos dijo...

...soy crespo, se de lo que hablas Gil.

Cacha que desde los 15 años no ha existido un día en que no use gel para mantener a raya las olas(y pelo largo es un lujo que nunca pude darme).

¿Cómo que no vas mañana?

:(

Di dijo...

Tengo una teoría: Digan lo que digna es más fácil de peinar que si es lacio o medio lacio, por que te duchas y luego te pones alguna crema para peinar (el problema es que tiene que ser en cantidades industriales), y esta listo, y puede hasta durar todo el día, y si tienes pereza, sencillamente te lo recoges (en una cola de caballo), y hasta puede verse algo sofisticado...

En cambio a las que lo tiene híbrido (ni churos ni lacio) si no se alisan es un desastre, y a las lacias no pueden recoger su cabello por que todas las vinchas, moños, se resbalan...

Yo creo que tener churos es una bendición

LA Gaby dijo...

Adoro mi cabello lacio... Es más... Si pudiera tenerlo más largo se vería tan lindo... Solo que esos lios de no querer tenerlo largo por el parecimiento materno no me lo permite.

Siemrpe me pregunté como hacían los/las churones y churonas del mundo!

Ursus Andinus dijo...

Que viacrusis que pasas a diario Gil, pero así es la vida,... a algunos nos dio un cabello tan laciamente rebelde q no puedo peinarlo (irónico, pero un cabello altamente lacio es muy rebelde en mi caso) y a ti unos churos con los que has aprendido a vivir,...
Y viendo el comentario de tu hermano,... nunca le he visto con pelo largo a ese ser del universo (y eso que lo veía a diario en la U),... debe ser gran espectáculo.
Pues, así toca vivir con el cabello q nos dieron los genes que nos conforman,... je je je

Saludos y un abrazo

PS: la siguiente reunión será pronto, ahí si te esperamos,... caerás, sino algún rato nos conoceremos aunq sea x rebote,... ja ja

dark ikari dijo...

Bueno, los lentes son complicados, em tomo tiempo aceptarlos y ahora me niego a ahcerme alguna de esas cirugías correctivas, ya no los puedo dejar como mi chompa y mi mochila (version 7 y 5 respectivamente).

Hay una frase que dice “te ves bien, te sientes bien” después de leerte creo que deberia ser dicha al revez.

“uno se vera bien mientras este satisfecho consigo mismo”.

Feliz feriado por cierto

PoYo ت dijo...

yo soy chino... odio mis chinos. los odio!

PoYo ت dijo...

yo soy chino... odio mis chinos. los odio!

Nando dijo...

Para mantener el charm de mi cabello no hay nada mejor que Pantene y una crema de L'oréal....aunque en mi baño se puede encontrar una cantidad de productos capilares que me pondrían al borde de la metrosexualidad.....

un abrazo mi mona favorita

Ximena dijo...

Yo vivo ese mismo calvario mamá!!!! su lo sabes bien. te extraño!

K-ti-K dijo...

yo bueno, soy colocha, tengo mucho pelo, se nota a lo lejos, y por suerte lo mas q le he hecho a mi cabellera es falta de agua y un par de tintes!!!!

lo odiaba, y pase del odio al amor... me gusta asi, despeinada, grnade, parece q abarca mucho espacio, siempre preguntan ¿como te peinas? ¿cuanto duras lavandolo? ¿usas almohada ademas de eso? jajajaja...

pero tienes mucha razon no solo es una caracteristica fisica, es tambien un asunto de personalidad y caracteristicas propias q vienen de la mano con los colochos (como les decimos aca en Costa Rica)

y disfrutalo, claro q es fashion... solo q un fashion fuera de hollywood... eso es todo!!!!!
Arriba las Colochas!

florga dijo...

Soy churona....y siempre me ha gustado mi cabello, soy diferente me hace diferente...soy ejecutiva y siempre me muestro tal como soy... bueno esto dice que no soy acomplejada, adoro cada parte de mi cuerpo...si no lo hago yo quien lo ara por mi...y no me interesan las criticas tengo mi personalidad y mi apariencia física propia, no soy la lindo ni la fea solo soy yo. Y si no pelees con tu cabello, cuídalo y aprende a lucirlo