jueves, 13 de noviembre de 2008

Euskera, gigantes... kalimotxo (s)



Según leí una vez hace mucho, mucho tiempo, los gigantes habían creado y traído el euskera a los vascos antiguos. El idioma tendría unos tres mil años y ha resistido a todo tipo de invasiones linguísticas (sobrevivió al Imperio Romano y al Latín, ni más ni menos). Es un idioma fuerte, con predominio de la k, la z, la e, la x, y consonantes imposibles como la tx y la tz (suenan a "ch"). Al principio, parece un idioma de otro mundo. La gente de acá lo habla tanto que a veces se les olvida el español. De hecho, al inicio me quedaba embobada escuchándolo en el bus (ni el cambio de continente y hemisferio me ha quitado la mala costumbre de andar espiando descaradamente a mis semejantes).


Señores, debo aprender euskera; es una máquina de idioma.


Hasta ahora he aprendido unas pocas palabras... Eskerrikasko (gracias), Ogni Etorri (Bienvenido), Garagardo (cerveza, ya lo dije... pero es una palabra que merece repetición), Ikastetxe (Colegio) laguna (amigo)...


Verán, esto va a sonar como propaganda de Lonely Planet, pero les juro que para mí esta lengua me recuerda al campo, al verde, al bosque. Los vascos eran montañeses, vivían en fuertes grupos familiares y con el paso del tiempo se abrieron al mundo. No hay que confundirse, eso sí, con los estereotipos. Esta gente te recibe con todo. Disfrutan de la comida y la bebida de una manera que no he visto hacerlo jamás. Experimentan cada minuto como si fuera el último, y cada sentimiento como si nunca más fueran a sentir otra vez. Al final, viven la vida profundamente. Hablan fuerte, para que no queden dudas de sus palabras.


Ando con el miedito a que estos posts sobre tierras vascas suenen a cuadro costumbrista decimonónico. Espero que no sea así. En todo caso, si el tono es el mencionado, o si encuentran horrores gramaticales y ortográficos dignos de asesinato a la autora, por favor, considérese al Kalimotxo que traigo entre pecho y espalda (vino con coca cola... la verdá es que no no sé si fueron uno o algunos más. Detallitos, compañeros).


Supongo que necesitaba hacer una mini introducción al sitio en el que vivo ahora. De repente, la vida me cambió y estoy en otro continente, en un sitio donde el habla es extraña, la comida viene en proporciones descomunales, y donde jamás hubiera pensado que iba a terminar. Nunca digas nunca, nunca trates de imaginar que vas a hacer el siguiente mes. He ahí la lección de todo ello.


Agur, lagunak. No más kalimotxos pa mi. No por esta noche, a menos.

9 comentarios:

Ludovico dijo...

lo sabía. el buen kalimotxo arregla nuestras vidas

Dragonfly dijo...

Bueno querida Gilda... creo que definitivamente uno nunca debe decir nunca... Se escucha interesante esta lengua... a mi me suena como a cuento de hadas de disney.

besos ;)

Evan dijo...

Nunca sabemos donde estaremos mañana, no?

Me gusta pensar así, tiene gustito a aventuras...

Un beso Gi!

Disfrutá de todo eso!

sub dijo...

NOOOO NOOOOOOoooooo como puede existir esooo!!.. pero como se va a juntar la coca cola con el vino... noooo perdonalos señor por ke no saben lo ke acen!.. bueno asta la coca lo entenderia.... mmmm la cola tambien suena interesante.. PERO POR SEPARADO!!

sub dijo...

ahhh por el calambre cerebral se me olvido!!... un abrazo Gil!!.. y ....... tomaras todo lo ke puedas!!!

Ursus Andinus dijo...

Q rico Kalimotxo....

Que rico es experimentar un viaje, una cultura y un idioma... si puedes por mi anda a ver un partido de euskatel pilota (pelota vasca), es un juego interesante que ya no pasan casi nunca en TVE.
Y suerte en tu estaría.

Un gran abrazo del otro lado del charco

Ka-tica dijo...

suena todo buenisimo!!!!!
esta genial el post (nada de lo q creiste q creeriamos asi q deja de joder!)
y al parecer el kalimotxo es una lengua que debes de aprender y traerla al Nuevo Mundo!!!!
=D

Di dijo...

Quiero probar esa mezclita bomba! :)
Ese idioma esta un chance complicado, pero muy interesante...suerte!!!

Anakriks dijo...

Se supone q es una de las pocas lenguas habladas en Europa q no tiene origen indo-europeo (creo q la otra es el lapón) y sus raices bien podrían estar con los gigantes...es un extraño idioma y pertenece a uno de esos pueblos que hacen de España un crisol tan complejo de comprender.

Disfruta al máximo tu estadía...y del kalimotxo

Saludos