miércoles, 26 de agosto de 2009

Those damned Panda snippers never learn...




1984
El gran hermano te vigila.
Cuidado con comer demasiado.
Cuidado con andar por las calles diciendo lo que piensas.
Tengo miedo de quedarme sola y/o solo ¿no es así?
Cuidado con los grandes estadios llenos, cuando el ojo de Saurón te mira directo.
El tercer ojo ya no funciona como antes.
Quedito, quedito... Muy quedito.

Those damned Panda snippers never learn.

No subas más kilogramos.
No te quedes sin carrera, porque si no ¿qué vas a hacer de tu vida?
No dejes de comprarlo, porque si no ¿quién chucha vas a ser?
Dile que sí a la camiseta rayada, dile que sí a la boina. Rojo, verde, estrella.
Porque si no ¿quién te va a temer?
Si no te temen, no eres nadie. Nadie dentro del estadio y la multitud.
Solitico, no eres nadie, ¿no es así?
Cágate de risa, tomate tu cerveza, aunque por dentro solo quieras acurrucarte y dormir. De lo contrario, atente a las consecuencias.

Those damned Panda snippers, never learn.

El viento vive en catatonia, estos días.
Vive en jaulas de plástico para el microondas.
El lager anda por ahí, disfrazado de Nike y supermercado.
¿Esto es un hombre?
O nos venden el gulag con cara de derechos y Estado.

Those damned Panda snippers never learn...

Así que anda despacio, mira por las rendijas, si quieres.
Es tu derecho.
Pero podrías andar con caramelos de colores en los bolsillos.
Llevar una cometa en la cartera.
Dibujar pájaros en los árboles, porque esos no están prohibidos.
Luego nos podemos juntar todos. Cagarnos de risa frente a tanta mentira.
Soltar las cometas, comer los caramelos, leer libros, pensar, estar, mirar, sentir, decir, cuestionar.

Pero tenemos que andar con cuidado con los sabios, con los discursos, con los de las cuentas, con los de los libracos cánones. Sé que ya no parecen tan importantes. Solo son juguetes, producto de un dibujo animado. Francotiradores vestidos de ideología y/sin/con mercado. Tan ridículos como si estuvieran disfrazados de Pandas.

Eso sí, activa el tercer ojo. Ya sabes...


Those damned panda snippers never learn.

4 comentarios:

Dragonfly dijo...

Buenos consejos....

Sabés, me encantan esos árboles que se llenan de flores y luego las dejan caer como una lluvia...

Besos ;)

Hechicero10 dijo...

Un suspiro awnnn!!!
Wua como escribes.
Un abrazo

estamos contruyendo para ti
www.metal-harmony-inc.blogspot.com

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

al final, terminamos soñando en pandas, aquellos que si pueden vivir el blanco y negro, y seguir masticando su bambu, ajenos a tanta huevada.

Ka-tica dijo...

ay Gilda... tantos asuntos preestablecidos q nos opacan y nosotros emancipados, atados de un pie, solo nos queda la libertad de soñar!!!!
la cual no podemos dejar volar nunca!!!
=)